Con Que Pegar Colchón Inflable - Colchones Madrid

Repara la fuga de tu cama hinchable con este fácil procedimiento a fin de que tus convidados descansen bien.

colchon inflable

Si bien es incalculable para las fiestas de pijamas, los viajes de camping y los visitantes de fuera de la urbe, un jergón de aire puede quedar inutilizado por un pequeño orificio del tamaño de un alfiler. Deshacerse de una cama hinchable no solo supondría desperdiciar los treinta ó trescientos dólares estadounidenses que pagaste por ella, sino se sumaría al vertedero, ya que las fabricadas con PVC no acostumbran a poder reciclarse. Por suerte, una fuga molesta puede ser reparada de manera eficaz con los suministros que ya puede tener a mano y con estos fáciles pasos sobre de qué forma parchear un jergón de aire.
Ten presente que un pinchazo puede no ser el culpable de que un jergón se desinfle: Los cambios de temperatura, como el encendido o apagado de la calefacción de noche, asimismo pueden provocar una pérdida de presión. Mas si la responsabilidad es de una fuga, ¡actúa veloz! Cuanto más tiempo prosiga usando el jergón de aire dañado, más grande va a ser el orificio y más bastante difícil va a ser repararlo.
De qué manera parchear un jergón de aire

PASO 1: Presione sobre el jergón de aire inflado y escuche la fuga.

Para encontrar la fuga en el jergón de aire, empiece aplicando una suave presión sobre el jergón con la mano y sencillamente escuchando. Infle la cama y, comenzando por la parte inferior, donde resulta más probable que se generen las fugas, escuche un silbido sosegado. No se acueste en cama para escuchar; eso podría ampliar el orificio. Recorra todo el jergón hasta localizar el origen del siseo y anote el sitio con un rotulador permanente. Desinfle el jergón ya antes de empezar las reparaciones del paso cuatro.

¿No ha habido suerte? Siga con el próximo paso.

 

PASO 2: O, intente encontrar la fuga con una prueba de humedad.

Si al percibir no halla la fuga, humecte su mano o brazo y páselo a uno o dos centímetros del jergón de abajo cara arriba. Debería sentir una racha de aire frío en el origen de la fuga. Anota la zona con un rotulador y, ahora, desinfla la cama de aire y pasa al paso cuatro. En caso contrario, intente un último truco.

PASO 3: Como último recurso, identifique la fuga de aire usando burbujas de jabón.

Si prosigues sin poder hacerlo, mezcla unas gotas de jabón para platos con agua en una pequeña botella de aerosol. Trabajando en pequeñas secciones, salpica la solución en el jergón inflado y presiona suavemente. El aire que se escapa de la fuga va a hacer que se formen burbujas de jabón en el sitio donde se halla el orificio. Anote el sitio con un rotulador y desinfle toda la cama.

PASO 4: Limpie alrededor del orificio.

Limpie una pequeña zona en torno a la fuga que se extienda uno o dos centímetros alén de donde se pondrá el parche con un tanto de limpiador multiuso diluido y un harapo sin pelusa, y después seque la zona absolutamente con otro harapo seco y sin pelusa.
Si el jergón tiene un acabado de flocado tipo bayeta, suprima la textura humectando la zona con un harapo, puliendo suavemente con una lima de grano fino y limpiando después la zona limada. Así, se logrará una superficie llana y uniforme a fin de que el pegamento se adhiera.

PASO 5: Parchea el orificio con un kit y un sellador fuerte.

Si el jergón de aire viene con un kit de parches, úsalo para sellar el orificio, siguiendo las instrucciones que se dan. Asimismo puedes adquirir kits de parches en tiendas de venta al público y en Internet, o emplear un kit de reparación de neumáticos de bici para hacer el trabajo asimismo. Y si estás verdaderamente en apuros, emplea cualquier material plástico fino, como una tela o un pedazo de forro de cortina de ducha.
Corta el parche más o menos media pulgada más grande que el orificio en todos y cada uno de los lados. Aplica espléndidamente adhesivo sobre el parche, singularmente en el centro. El superpegamento, el pegamento gorila, el cemento de contacto y el cemento de caucho marchan bien, en especial si los tienes a mano; no obstante, si estás restituyendo, considera la posibilidad de adquirir el sellador Airstop de Coghlan, que cuenta con más de mil comentarios positivos en Amazon para esta clase de reparaciones y suena por menos de diez dólares estadounidenses.
Ahora, parchea el orificio del jergón de aire con este pedazo de plástico pegajoso y presiona con solidez, frotando en un movimiento circular para quitar cualquier burbuja de aire y asegurar un sello hermético entre el parche y el jergón.

PASO 6: Verifica que el parche se ha adherido totalmente.

Ponga un peso de diez libras o más (como una mancuerna o una pila de libros) sobre el parche pegado y déjelo descansar cuando menos 8 horas. Desearás estar seguro de que el parche se adhiere, así que no puedes ser demasiado precavido: verifica el frasco de tu adhesivo para cerciorarte de que asimismo cumples con sus recomendaciones de tiempo de curado.

PASO 7: Verifica que el parche se ha adherido absolutamente.

Cuando el pegamento se haya secado por completo, retira el peso, vuelve a inflar la cama y espolvorea una pequeña cantidad de talco o polvos de bebé sobre el jergón de aire parcheado. Presiona suavemente el colchón; si el polvo sale volando, es posible que debas regresar a aplicar el parche. Si se sostiene en su lugar, puedes estar sosegado con tu éxito.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.